Mi perfil | Reformas | Recetas |Juegos

Visita DecoEstilo desde tu móvil.
Accede a la dirección http://m.decoestilo.com y no olvides guardarla en favoritos.

Ambientadores caseros que funcionan

Si sois de esas personas a las que no les gustan los aromas más o menos artificiales de los ambientadores, o de las que les apetece que la casa huela de una forma distinta y personal, entonces este artículo está pensado para vosotros. Además, en la situación de crisis en la que estamos viviendo actualmente, siempre viene bien un pequeño ahorro… Preparar nuestros propios ambientadores o recurrir a trucos para aromatizar nuestras casas de forma eficaz es posible, fácil y económico.

Ambientadores caseros

Antes de aportar recetas o preparaciones, un truco que funciona a las mil maravillas: vaporizar las bombillas con una fragancia agradable. Os recomiendo la de azahar. Cuando las encendamos, el calor que desprenden hará que el aroma se distribuya por las habitaciones… También es buena idea mojar un paño de algodón y colocarlo sobre los radiadores en invierno, para que el calor haga que el líquido se evapore y el aroma se difunda.

Las frutas suelen ser buenas aliadas para preparar ambientadores caseros. ¿Quién no conoce la clásica naranja pinchada con clavos de olor? Otra estupenda idea es extraer una raja de un limón (a lo largo, como si lo hiciésemos con una sandía), introducir hierbabuena o menta fresca en el hueco y volver a colocar la raja extraída. Podemos colocar el limón sobre un plato, a la vista, y sentiremos el delicioso olor en la habitación. Eso sí, ¡vigiladlos para cambiarlos cuando se empiecen a estropear!

Hay muchas personas a las que les gusta preparar ambientadores con esencias y productos naturales, comprados en el herbolario o recogidos en el campo. Flores, hierbas aromáticas, frutas, esencias de sándalo, eucalipto… Es importante emplear un buen aceite fijador para evitar que la fragancia se evapore y dure sólo unos cuantos días.

Ahí va una receta: clavos de olor, una cuchada de extracto de vainilla, un vasito de agua y otro de vinagre blanco. La mezcla se deja hervir tan sólo tres minutos; luego se mezcla con unas gotas de aceite fijador y ya se puede vaporizar por el ambiente. También se puede hacer algo similar con limones, poniendo a hervir cuatro troceados en un litro de agua, durante 10 minutos. El aroma es delicioso…

Y ahora, un truco para las casas donde haya fumadores. En los ceniceros, nunca olvidéis poner un poquito de espliego (lavanda; a la venta en herbolarios) en el fondo. Cuando se apaguen los cigarros, el calor hará salir del cenicero un agradable olor, muy distinto al del tabaco. ¡Probadlo!

Fotografía: Greenoptions.com

1

votar

Más artículos de: Hogar Sano

Categorías: Limpieza

Publicado el: 09-05-2011

. Comenta el artículo

Registrate o haz login para entrar a tu cuenta y poder comentar